Martes 01 de Diciembre de 2020

TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA ADMINISTRATIVA.

Un tribunal moderno, certero y eficaz que brinda seguridad jurídica a la inversión, coadyuvando con la estabilidad
social del Estado Mexicano.

FISCALIZACIÓN MULTILATERAL.

La fiscalización transfronteriza y multilateral abre un espacio para encontrar nuevas brechas de evasión y elusión fiscal.

EL CONGRESO MEXICANO.

Un ente estabilizador de la inversión, desarrollo y catapulta de la seguridad jurídica en México.

Las reformas estructurales en materia económica, tributaria, presupuestaria y financiera. Un reto materializarlas
en la esfera de los ciudadanos.

PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN.

La teoría de la configuración del tributo, rompe paradigmas y fija los ejes para el amparo de las próximas generaciones.

REFLEXIONES PARA MEJORAR LA RECAUDACIN EN MXICO. AUTORIDADES, CONTRIBUYENTES Y TRIBUNALES.
Uno de los principales problemas en el mbito impositivo, es la resistencia del contribuyente a pagar el tributo. Esta resistencia podra tener mltiples justificaciones si entendemos las razones que la han generado. En primer trmino la inestabilidad de la norma tributaria, la falta de claridad, su complejidad y sobre todo las injusticias que provoca su aplicacin por parte de la autoridad hacendarias. Por otro lado, el problema por el que atraviesa nuestro pas en el mbito financiero y poltico, tiene tambin repercusiones en el mbito impositivo, pues la poltica nacional se estatuye con reglas y principios que buscan predominantemente recaudar mayores fondos sin preocuparse si el contribuyente tiene ingresos suficientes o si su nivel per capita aument o bien, si cuentan con un mnimo vital para subsistir y por ende, para pagar el tributo.

Por otra parte, la impunidad y la corrupcin es la principal premisa en donde el contribuyente ha tolerado ya este hecho, lo permite y se ha relajado; mientras que las autoridades demuestran su ineficacia ante la aplicacin de sanciones y penas a los corruptos y ante la adulteracin del sistema. Los anteriores factores lo nico que han provocado es que el contribuyente vea al fisco como corrupto y que el fisco vea al causante como delincuente. Visin que no ha cambiado debido a la impunidad de los actos corruptos y a la falta de control del cohecho, extorsin, abuso de autoridad, desvo de poder, etc, por parte de funcionarios y contribuyentes.

No basta en un sistema global como el que Mxico se encuentra inmerso, con dotar de amplias facultades a las autoridades fiscales para que discrecionalmente realicen actos de comprobacin aleatorios o programados, en bsqueda de un aumento recaudatorio -con la determinacin de crditos y sanciones excesivas- que ni el propio contribuyente puede pagar. No basta que se embarguen bienes o se extraigan stos de las empresas para justificar una exaccin. Tampoco son buenas las intervenciones con cargo a caja y mucho menos resulta eficiente ejercer accin penal en contra del causante. Asimismo, nada remedia en la recaudacin que se embarguen las cuentas bancarias de los contribuyentes para considerar satisfecha la prestacin dineraria llamada tributo. Ni tampoco debemos considerar que realizando este tipo de actos de exaccin la autoridad aumentar la recaudacin, pues existen otros mecanismos que coadyuvan a mejorar la recaudacin sin aplicar los elementos tradicionales que se ejecutan de forma comn por las autoridades hacendarias.

En la ltima dcada muchos contribuyentes han perdido confianza en las instancias judiciales o en los tribunales administrativos, atribuido principalmente a la discrecionalidad judicial. Discrecionalidad que se refleja al momento de dictar sus sentencias, ya que consideran que los criterios no son uniformes, que son proteccionistas, que atienden a poltica ms que a derecho y que sus sentencias son tan rgidas que en lugar de resolver con justicia, resuelven con los elementos que los litigantes proporcionan al proceso. La justicia est en manos del juzgador, pero si la discrecionalidad empleada es poco favorable, benfica o jurdica? Si la sentencia se emite en perjuicio de alguna parte sin haber atendido a todos los factores reales del caso? Vrg, Cuando un crdito fiscal mal determinado, con abusos, excesos o corruptelas, es decir, fincado sin razn, que al final fue mal defendido por un abogado en los Tribunales, debe cobrarse el gobernado? Es un problema de cultura, tica, derecho o justicia?

La falta de especializacin del poder judicial es un factor que trasciende en la confianza del gobernado, pues un postulante con experiencia en el mbito tributario se encuentra sujeto a la decisin de un juzgador mixto que difcilmente entender un planteamiento sumamente tcnico. Por ello, al ser tan amplias las facultades y las materias de los juzgados de Distrito y Tribunales Colegiado de Circuito, resulta complicado abordar las controversias fiscales con la tcnica que se requiere. Este fenmeno puede mejorarse con la especializacin por materia de los juzgados y tribunales federales.

No obstante lo anterior, es necesario que exista un control exacto de la discrecionalidad del juzgador, pues muchas veces las cargas estadsticas provocan que se excuse el estudio de fondo por meros formalismos jurdicos. Un sobreseimiento o una causal de improcedencia, son un buen apoyo para aquellos juzgados o tribunales que cuentan con una abominable carga de trabajo. Otras ocasiones, esas decisiones de sobreseer o declarar improcedente una accin obedecen a la falta de tcnica jurdica de los profesionales -que impetran en representacin de sus defendidos- los medios de control constitucional; juristas que con poca eficacia, realizan procedimientos sin agotar las tcnicas, procedimientos o formalidades proscritos en ley.

El problema de que exista tanta deficiencia jurdica, obedece primordialmente a que en Mxico no se ha regulado la certificacin de los profesionales jurdicos, cualquier abogado puede abordar o defender cualquier tema en cualquier materia jurdica, -tenga o no experiencia- y cuando se trata de temas fiscales, muchas veces no saben las consecuencias que a largo plazo se provocarn en el causante con la dilacin de los procedimientos. Lo nico que se lograr ser elevar los adeudos hasta un monto que resulte inalcanzable por los contribuyentes.

El problema primario de la falta de pago, obedece en gran parte a la falta de credibilidad del contribuyente en las autoridades fiscales y en los Tribunales del pas, pues considera que stos buscan excusas en su estudio o que la carga de trabajo no les permite emitir sentencias de alta calidad. Sobre todo cuando se trata de tribunales terminales, en donde una mala decisin puede impactar directamente en el patrimonio y vida del contribuyente. Una solucin cientfica que pudiera coadyuvar en la sociedad, ya se ha experimentado en otras culturas, como la norteamericana, en donde los Tribunales federales con el nimo de erradicar la cultura de la impunidad, han tratado de fallar todo a favor del particular, como ocurri con la industria del cigarro en donde se pusieron de moda las demandas contra dicha industria y las demandas contra las autoridades fiscales por exceso en el cumplimiento de sus funciones.

Lo importante de esta aportacin cientfica, es que los Tribunales Norteamericanos han buscado erradicar la percepcin de impunidad mediante mecanismos que protejan, cuiden, indemnicen y fallen en favor de los contribuyentes -para compensarles- la inquietud, pena, daos psicolgicos, molestias, temores o cualquier afectacin que ellos resientan del fisco federal, pues adems de fortalecer la confianza del causante, despertarn el nimo y confianza en los tribunales, sin el temor que la rigidez, dilacin e incertidumbre que provocan las partes y en ocasiones el propio proceso, sea un factor determinante para ver desestimada su accin. Sabr que la resolucin no se decidi para cumplir con una obligacin estadstica. Sabr que su accin es justa y le despertar la esencia patritica de contribuir espontneamente.

Una de las deficiencias de nuestro sistema, es la falta de patriotismo tributario, principio cuya gnesis est sustentada en el espritu del sujeto de apoyar los proyectos nacionales que coadyuven a su propio crecimiento. La pregunta es cmo lograr ese espritu contributivo, si el contribuyente sigue teniendo un sentimiento de abuso por parte del Estado?, Dicho de otro modo, el particular o la empresa, considera que el Estado pese a los mltiples instrumentos que tiene, sigue desviando los recursos que recibe. Justifica su falta de pago oportuno en el hecho de que el Estado no proporciona seguridad pblica y por eso los contribuyentes deben pagar sus propios servicios privados. El Estado no proporciona salud afirman los contribuyentes- y por ello, debe pagar el particular sus propios servicios mdicos. El Estado no proporciona buena educacin, por ello debe mandar a sus hijos a escuelas privadas o en el extranjero. Lo ms delicado de este conjunto de reflexiones es que el contribuyente no materializa en su esfera jurdica el beneficio de sus aportaciones, es decir, no siente que recibe una contraprestacin a cambio; considera que lo que paga sirve para soportar la cuenta corriente, sirve para pagar celulares, vehculos blindados, equipos de seguridad de los funcionarios o incluso, hasta para comprar caf o t en las dependencias pblicas o comprar despensas en pocas navideas o de campaa.

El patriotismo tributario no se podr implementar por el momento, puesto que el contribuyente en Mxico no tiene un espritu de nacionalismos, espritu que en lugar de fortalecerse cada da, se desvanece al paso del tiempo, pues teniendo la aptitud de legislar sobre la forma de regular a los contribuyentes registrados y a los no registrados, el legislativo slo ha emitido leyes para aquellos que se registran ante las autoridades fiscales, pero por intereses partidistas, polticos o de campaa, no se ha fortalecido los esquemas de inscripcin a los contribuyentes que no estn cautivos por el fisco federal. Dicho de otra forma, tenemos leyes para los contribuyentes inscritos, pero no para los no registrados.

Adems, las leyes fiscales son tan frgiles, que cualquier contribuyente inscrito, que tenga un pariente o familiar no inscrito, puede recibir grandes cantidades de dinero en su cuenta sin ser rastreado, incluso, en las fronteras del pas, esas cantidades pueden ser depositadas en cuentas de otros pases como Guatemala o Estados Unidos y difcilmente sern identificables. Asimismo, el intercambio de informacin entre los pases en materia tributaria, no fluye con eficacia y no se sabe cundo o de qu forma se obtienen esos ingresos por parte de las personas no inscritas.

El sistema es tan frgil que aproximadamente setecientas cincuenta mil personas morales son la columna vertebral del pas en materia tributara y alrededor de siete millones de contribuyentes personas fsicas -sin incluir a los asalariados-, tambin componen este rubro, segn lo ha estimado la Secretaria de Hacienda en su ltimo trimestre. Por ello, consideramos que el padrn de contribuyentes podra crecer si tuviramos leyes para contribuyentes registrados y no registrados. Podramos crecer si el sistema financiero, con un debido blindaje en la proteccin de datos, pudiera vigilar al contribuyente y sus operaciones relevantes de forma anual. Podramos crecer si cada vez que se abre una cuenta bancaria, el banco exigiera que se le presente -como requisito indispensable de apertura-, que se le proporcione una fotocopia del registro federal de contribuyentes. El problema es que si no tenemos leyes para los que no estn registrados y an tenindolas, no los registramos, cmo esperamos que unos pocos aporten los ingresos para todo un pas?.

Qu reflexin nos merecen aquellos contribuyentes no registrados que tienen grandes cantidades recibidas en sus cuentas que nunca lo han declarado, o los que compran inmuebles sin justificar el origen de su dinero, o los que de repente compran empresas o abren corporativos con grandes capitales sin saber de dnde se originaron sus inversiones.

No es casualidad que la mayora de funcionarios deshonestos tengan grandes mansiones, casas, carros, equipos de seguridad y hasta aviones privados. Ser diputado, senador, o legislador local no es tan retribuido en proporcin a sus haberes patrimoniales, sin embargo, los procedimientos de discrepancia fiscal no se ejercen contra ninguno de ellos, por eso, cuando un contribuyente medianamente cumplido o uno que cumple cabalmente con sus obligaciones fiscales tiene que pagar sus impuestos o contribuciones en general, toma resistencia en el pago, pues la falta de control de dichos recursos oscurece el pago del tributo, por ello, la solucin a esta problemtica surgir cuando existan mecanismos legislativos que permitan saber la procedencia de cada recurso de cada uno de nosotros. Surgir en el momento que la distribucin de la carga impositiva se iguale. Se eficientar cuando la cultura tributaria de la autoridad respete los derechos de los gobernados.

Este ltimo punto es el que representa gran importancia en nuestro pas, pues la seguridad jurdica, sin ser un instrumento econmico, es uno de los principios que mayor estabilidad econmica brindan al Estado, pues un sujeto a quien se le respeta la ley, se siente confortable con el pago del tributo, pero al que se vulnera su esfera jurdica, lo que se provoca es una desestabilidad que buscar en el futuro cmo eludir el pago del tributo. El fisco piensa que el contribuyente tiene una mina de oro debajo de su empresa, -esa ser siempre la percepcin de la autoridad-, pero al contrario, cuando un contribuyente es fiscalizado, siempre tratar de demostrar el grado de pobreza en el que se encuentra inmerso. Dnde se encuentra el equilibrio entre lo que el fisco considera que se oculta y lo que realmente se tiene? Evidentemente ese equilibrio no surge de la presin, represin, castigo o malos tratos al contribuyente y mucho menos surge de la amenaza de ser consignado penalmente por desacatar la ley mxima que le obliga a pagar y cumplir con sus obligaciones fiscales, Tampoco ese equilibrio puede obtenerse culpando al Estado por su deficiencia, en donde el contribuyente ms hbil eludir o evadir su pago, mientras que el de mejor moral cumplir con el mismo.

No estamos en una poca en donde debemos dejar todo el trabajo a los Tribunales, a los legisladores, autoridades o contribuyentes. Cada uno debe poner mucho de su parte para mejorar la recaudacin. Claro ejemplo de la evolucin en Mxico lo visualizamos con el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa que puede estudiar oficiosamente las competencias de la autoridad. Oficiosidad que se ha vuelto el pilar del derecho mexicano, en donde la confianza del contribuyente se ha recobrado gracias al estudio oficioso, en donde el contribuyente ms pobre, incluso, el peor defendido, puede aspirar al anhelo de justicia por que el tribunal motu proprio analizar la competencia oficiosa. Es una Tribunal avanzado, moderno, de vanguardia y honesto. Un Tribunal que ha cambiado la concepcin de los ciudadanos y de las personas o entidades extranjeras, pues las actividades oficiosas de ste, han brindado seguridad jurdica. Seguridad que pronto mejorar la recaudacin, pues los contribuyentes pagarn exactamente lo que deben y sabrn que existe un Tribunal que los escuche, proteja y defienda contra los arbitrarios, tal como se concibi en los primeros aos de independencia de nuestro pas.

Esperamos que el Tribunal pueda evolucionar an ms e incorporar en sus decisiones el principio de unanimidad negativa, el cual consiste en que para negar la razn a un particular, se necesita que todos los magistrados estn en contra del criterio del particular. Hoy en da, si dos magistrados votan en contra del particular y uno a favor, se le niega la razn, pero lo importante con esta nueva cultura, es que la simple presuncin de una de ellos de que el contribuyente goza de la razn, ser suficiente para fallar a favor del mismo, aspirando a los principios del in dubio pro reo y el principio de buena fe, en donde cualquier duda de uno de ellos, debe ser suficiente para fallar en su favor. Por el contrario, para negarle la razn, todos por unanimidad, debern estar de acuerdo, de ah que su nombre se denomine unanimidad negativa. Sistema al que slo pueden aspirar los pases con una evolucin jurdica avanzada, cuya estructura constitucional, premie al gobernado por encima de todas las cosas. Premio que no debe verse como una licencia para que el gobernado acte impunemente, sino como un instrumento de evolucin que permita identificar eficazmente a los malos contribuyentes y las malas conductas.

No es cierto que las exenciones, reducciones, estmulos o beneficios fiscales, sean aquellos que generan un hueco en la recaudacin. Tampoco es cierto que los contribuyentes menores aumentarn sustancialmente la recaudacin en Mxico al incorporarse al marco fiscal mexicano. Asimismo, es incierto que se piense que la autoridad cambiar su cultura de repente y que eso brindar mejor seguridad jurdica. Estos aspectos son un mito en donde se resguardan las deficiencias de nuestro sistema. Lo que debemos hacer es controlar a travs del sistema financiero. Debemos crear mecanismos que fomenten el cumplimiento voluntario de los inscritos y debemos establecer mecanismos de control del causante, es decir, tenemos que cuidar a los que contribuyen y evitar que los altos recargos, las multas excesivas o las sanciones mximas los hagan desaparecer. Debemos topar estos accesorios y sobre todo, debemos crear mecanismos que estimulen a los mismos en caso de mora. Debemos sancionar a los incumplidos y coadyuvar en el crecimiento de los cumplidos.

Por ello, debemos evolucionar en nuestro sistema y considerar que la culpa no es de los tribunales, autoridades o contribuyentes, la culpa puede atribuirse a factores, culturales, objetivos, subjetivos, genealgicos, sociolgicos y antropolgicos y mientras los involucrados no pongan de su parte todo lo que est a su alcance, entonces mayor ser la involucin de nuestro sistema tributario. Por ello si pretendemos recaudar mayores ingresos, lo primero que tenemos que saber es cul es nuestro papel.

Si pertenecemos al rgano que decide el derecho, debemos favorecer y premiar al contribuyente para que se repare la cultura de impunidad que existe en Mxico y as el Estado perfeccionar cada vez sus actos y se ajustar a derecho. Si pertenecemos a la autoridad, debemos considerar que la presin, amenaza o insultos a la inteligencia de los gobernados o la vulneracin de cualquier derecho, lo nico que provocar es un retroceso en el causante y propiciar en el futuro mayor incumplimiento. Pero si pertenecemos al gran grupo de los contribuyentes, lo que debemos de hacer es buscar cumplir espontneamente, porque esa es la nica forma de evolucionar. Tenemos que exigir y logar que las autoridades y tribunales se convenzan de los beneficios o perjuicios que se generan por una correcta o incorrecta aplicacin de la ley.

Recordemos que el aumento de impuestos o tasas no son una solucin a la mejora recaudatoria, pues ni an en el supuesto de que los contribuyentes pagaran la totalidad de sus ingresos por concepto de contribuciones se erradicaran los problemas de pobreza, salud, educacin, cultura, tecnologa, etc, Por ello el problema recaudatorio no depende precisamente de esta rama de la ciencia, sino que pertenece a la rama presupuestaria, de control y fiscalizacin y de poltica tributaria, mezcladas con un poco de transparencia en la rendicin de cuentas. Entonces, la mejora recaudatoria puede mejorarse si unificamos legislacin fiscal en los Estados, si cerramos brechas de corrupcin o si obtenemos un padrn de bienes nacionales, activos y dems productos que puedan enajenarse -sin que constituya una carga para el Estado-Asimismo, la universalizacin del padrn de contribuyentes, el aumento de la base de causantes y el respeto a los derechos de los contribuyentes, es una solucin que puede coadyuvar. La restriccin de la cuente corriente, la difusin, orientacin y promocin de la cultura fiscal por cualquier medio no slo en las escuelas- coadyuvar a que el pago se realice con mayor conciencia. La asequibilidad, simpleza y claridad de la norma, podrn permitir que se estabilicen las normas tributarias. El control del gasto, la distribucin del ingreso y la reduccin de procedimientos ociosos implementados por el fisco federal, pueden coadyuvar a este fin. En otro anlisis trataremos los mecanismos de exaccin que las autoridades exactoras deben implementar para mejorar la recaudacin, pero hoy simplemente debemos reflexionar en la necesidad que existe en Mxico de un mayor aumento del ingreso y de un mejor control del gasto. Coadyuvemos para tener un mejor sistema tributario y presupuestario en nuestro pas, para que los efectos financieros como el que nos afecta el da de hoy, no impacten de forma tan severa a la poblacin que mayores necesidades padece.

Por: Grupo Faras, Abogados Tributarios

Un problema. Una solución.
Grupo Farías, Abogados Tributarios.