Sabado 28 de Noviembre de 2020

TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA ADMINISTRATIVA.

Un tribunal moderno, certero y eficaz que brinda seguridad jurídica a la inversión, coadyuvando con la estabilidad
social del Estado Mexicano.

FISCALIZACIÓN MULTILATERAL.

La fiscalización transfronteriza y multilateral abre un espacio para encontrar nuevas brechas de evasión y elusión fiscal.

EL CONGRESO MEXICANO.

Un ente estabilizador de la inversión, desarrollo y catapulta de la seguridad jurídica en México.

Las reformas estructurales en materia económica, tributaria, presupuestaria y financiera. Un reto materializarlas
en la esfera de los ciudadanos.

PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN.

La teoría de la configuración del tributo, rompe paradigmas y fija los ejes para el amparo de las próximas generaciones.

LOS INTRICADOS ENTORNOS DE LEGISLAR BIEN.
La democracia bien entendida y aplicada por los pueblos, es el principal bastin para la produccin de cuerpos normativos eficaces y justos, y en ese contexto, las leyes deben colmar la voluntad de los ciudadanos bajo el encausamiento de las instituciones del Estado.

Conforme lo publicado en la pgina electrnica de la Cmara de Diputados del H. Congreso de la Unin, en Mxico hay 260 leyes del orden federal vigentes, existiendo igualmente un sinnmero de leyes estatales, adems de los ordenamientos municipales que deben regir en cada uno de los ms de dos mil cuatrocientos ayuntamientos del pas. Sin embargo, se percibe un reproche generalizado de la poblacin, que siempre est cuestionando el trabajo realizado por quienes los representan ante el Congreso de la Unin y las legislaturas estatales.

Si observamos esa diversidad de posibilidades para generar el trabajo legislativo que regula la convivencia entre los ms de cien millones de personas que conforman esta gran nacin, podremos entender lo difcil que se convierte la tarea de emitir normas jurdicas que satisfagan a la generalidad del conglomerado social. De ah que derive la complejidad de la funcin legislativa a cualquier nivel, mxime en el mbito federal, que debe satisfacer las necesidades y problemticas generalizadas de todas las regiones del pas, cuando no todas presentan las mismas caractersticas sociales, polticas y econmicas.

Ahora bien, no porque la delicada y fundamental tarea de legislar resulte compleja, comprometida, y de perfiles polticos desgastantes, se debe claudicar a ese esfuerzo para alcanzar el punto intermedio de equilibrio entre los intereses que colisionan al regularse cualquier actividad que impacte a los individuos, su economa, su tranquilidad, sus propiedades, etc., ya que en la sabidura del trabajo legislativo, estriba el orden y la prosperidad que puedan alcanzar los habitantes de un pas.

Pero entonces, por qu actualmente se encuentra tan vilipendiada la funcin parlamentaria?

Consideramos que en gran medida, ese desprestigio lo han forjado a pulso algunos de los representantes populares, al voltear la espalda a quienes los eligieron, ya que se presentan a su curul solamente para dormitar, hablar por celular, agredir a otros compaeros, cuando es que ni siquiera asisten a las sesiones de trabajo. Por ello es que en las encuestas de opinin, siempre encontramos a los partidos polticos, y todo lo que de ellos deriva entre ellos los diputados-, en el ltimo escalafn de confianza entre los gobernados.

Pero no debemos sentarnos a esperar que las cosas cambien por s solas, o con quejas y gimoteos aislados que se pierden en el vaco, sino que como parte de un pas con madurez democrtica, debemos exigir trabajo apegado a nuestras expectativas, participando con una actitud ms positiva, aportando nuestra opinin en encuestas, foros y todo tipo de medios vinculantes que puedan servir de orientacin a los legisladores para que produzcan leyes en tal o cual sentido, y sobre todo, tener fe en nuestro pas, que se destaca en el entorno latinoamericano y mundial por su riqueza histrica y cultural.

Confirmosle nuestra confianza a Mxico, hagamos efectivo nuestro derecho al sufragio, que en gran medida, de nuestra decisin depender un trabajo positivo por parte de nuestros legisladores, pero tambin no dejemos que nuestra participacin en la democracia ah termine, sino que hay que investigar sobre las iniciativas de leyes federales y locales, para analizar las posturas de quienes las apoyan y se oponen a ellas, para que en su momento hagamos sentir la opinin ciudadana, que de ello mucho dependern los criterios que se sigan al crear las normas que nos gobernarn. Solo as se podr optimizar la eficacia legislativa.


Por: Grupo Farías, Abogados Tributarios

Un problema. Una solución.
Grupo Farías, Abogados Tributarios.